« Arqueología »



El Parque Nacional del Río Abiseo

 Rio Montecristo>
</P><p>
El siguiente informe es un resumen de las investigaciones realizadas por el 
Proyecto Arqueológico Parque Nacional de Río Abiseo bajo las Universidad de 
Colorado, Boulder, Universidad de Yale y Universidad Nacional de Trujillo.
</P><p>
El parque nacional de Río Abiseo se encuentra ubicado en el Departamento de San 
Martín, provincia de Mariscal Cáceres, distrito de Huicungo, y ha sido declarado 
como Reserva Natural mediante D.S. 160-77-AG. siendo su amplitud de 274,520 Has. 
teniendo una zona restringida de 64,690 Has. dentro de las cuales se encuentran 
los centros arqueológicos mas representativos como es el Gran Pajatén. 
</P><p>
Trujillo dista de el parque Nacional de Río Abiseo en aproximadamente 400 Km. en 
dirección este. Trujillo es el que provee una mayor logística en el acceso hacia 
el parque; por este motivo casi todas las expediciones hacia Pajaten han partido 
de esta ciudad. No obstante, se tiene conocimiento de la peculiaridad de varias 
expediciones como la de Mirko Seljan de 1913 quien terminó suicidándose en plena 
travesía. Posteriormente, Eduardo Peña Meza realizó tres intentos por llegar, 
logrando su objetivo al tercer intento. Esta expedición la inició el 18 de mayo 
de 1937 -con seis hombres- llegando a Condormarca en junio.
</P><p>
Entre sus límites, el parque comprende la cuenca del río Tumac y el río 
Montecristo; encerrados dentro de los sistemas hidrológicos del Huallaga y el 
Marañon. El Parque abarca una diversidad ecológica entre los bosques pluvial y 
muy humedo de los pisos montano bajo de esta área ecológica.
</P><p><IMG SRC=

La zona más alta es el Páramo Pluvial subalpino tropical ubicado entre 3,900 y 4,200 m.s.n.m. y con una temperatura promedio anual que varía entre 3.9 y 5.2 grados centígrados y entre 800 a 1,400 mm de precipitacion pluvial. El habitat es un pajonal de puna abierto ,con aislados fragmentos de bosque enano, no mayores de 1 Ha. conformados por Polylepis, Gynoxis escallonia, Buddlejia y Bacharis, Ribes bereberis, Chuquiragua y Vaccinium y un bambu enano el Chusquea Sp.

Los árboles tienen una altura máxima de 8 metros y los arbustos tienen 2 metros, son densamente distribuidos con alto epifitismo en sus ramas. Entre 2,500 y 3,800 m.s.n.m.con una temperatura anual promedia entre 6 y 12 grados centígrados y precipitación de 2,000 a 4,000 mm se encuentra la segunda zona el bosque pluvial montano tropical. Esta zona se caracteriza por las especies de Polylepis, Alnus, Orepanax, Podocarpus y Weinmannia que tienen una altura promedio de 15 metros y exhiben una incidencia alta de epitismo. La tercera zona ,el bosque Pluvial-Montano Bajo Tropical se ubica entre 1,600 a 1,900 m.s.n.m. En este habitat, los árboles alcanzan elevaciones promedio de 20 a 25 metros. La precipitación promedio anual es de 4,000 a 6,000 mm. con una temperatura entre 12 y 17 grados centígrados.

Abiseo>
</P><p>En la parte baja del valle se encuentra la cuarta zona que está conformada por 
el Bosque Pluvial Pre Montano Tropical y se caracteriza por las especies 
Podocarpus, Cedrelinga, Lauracea, Junglans, Jessenia, y Astrocaryume con 
abundante epifitismo.
</P><p>
Los estudios de la Fauna han sido limitados a la periferia occidental del Parque 
según los registros de Mariella Leo y Enrique Ortiz. Por su parte la Dirección 
General de Forestal y de Fauna han documentado la existencia de 27 especies de 
aves, y 28 de mamíferos en las zonas Páramo Pluvial Subalpino Tropical y en el 
bosque Pluvial Montano Tropical. 
</P><p>
De este total, siguiendo la categorización establecida en la Resolución 
Ministerial No 017/AG DGFF de setiembre de 1977, hay una especie -el Mono Choro 
de Cola Amarilla (Lagothrix flavicauda)- en vías de extinción y otras 11 
especies en situación vulnerable tales como el Maquisapa negro (Ateles 
paniscus), el Machín blanco ( Cebus albfrons), el banderón (Myrmecopagha 
tridactyla), el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), el armadillo gigante 
(Priodontes giganteus), el tigrillo (Feliz pardalis), el jaguar, (Panthera 
onca), la taruca (Hippocamelus antisensis), el pato de los torrentes (Merganetta 
armata), el condor (Vultur griphus), y el buitre real (Sarcoramphus pata). 
</P><p>
La identificación de la existencia del mono choro de cola amarilla dentro de la 
diversidad ecológica de los bosques nublados fue de gran importancia para el 
establecimiento del Parque Nacional del Rio Abiseo.
</P><p>
Los estudios de geología glacial fueron para determinar la extensión y 
antiguedad de las glaciaciones y hacer comparaciones con los registros glaciales 
de la cuenca del Lago Junín. El valle de Manachaqui tiene varios elementos 
geomórficos: paredes de valle de roca matriz que se extiende más arriba del 
límite glacial, morrenas (laterales y terminales), abanicos aluviales , y 
sedimentos de fondo a lo largo de la parte central del valle. En resumen la 
desglaciación comenzó hace mas de 12, 000 años, poco después, las laderas se 
estabilizaron, se depositó una capa de loess y se formaron los suelos los que 
sugiere que el paisaje ha sido bastante estable bajo las condiciones presentes. 
Hay evidencias de deslizamientos recientes, pero han afectado solamente una 
pequeña porción del área.
</P><p>
<IMG SRC=

El ambiente natural ha protegido a través de los siglos los restos culturales encontrados en el parque. Los cambios en el clima y los cambios correspondientes en la vegetación evidentes en los estudios geológicos y palinológicos se correlacionan con los hallazgos arqueológicos, lo que hace posible entender los cambios en los patrones de asentamiento humano y posiblemente determinar que hizo este ambiente habitable y que lo transformó en inhabitable. El avance del nivel de los hielos, llego hasta la zona conocida como el Mirador dentro de lo que es ahora la Selva alta.

Observando los niveles de las terrazas en el sitio La Playa, podemos evidenciar la existencia de tres terrazas, las cuales datan la formación de los sitios que posteriormente fueron ocupados, siendo ya que al ocurrir la glaciación el nivel de material acumulada en la Laguna La Empedrada origino un rebalsamiento, lo que dió origen a una descarga de materiales depositando canto rodado en las partes altas de las capas y sedimentos en los niveles inferiores, por lo tanto la ocupación ocurre cuando estan los suelos estabilizados.



Página Anterior